Preludio

Psicología Naturalista

El naturalismo es una noción, un cierto sabor al gusto del intelecto. Es la convicción de que no hay nada por fuera de la naturaleza y que, en esa medida, todo es susceptible de una explicación sensata. La Psicología Naturalista es naturalista porque, teniendo este sabor en mente, quiere un modelo integral de la naturaleza y es psicología porque su misión principal es darle un lugar coherente a la psique dentro de ese modelo.

La idea tiene su origen en Josep Roca i Balasch. Yo la complemento con mis filósofos favoritos: Donald Davidson y José Ortega y Gasset. Bienvenidos todos los comentarios, críticas, preguntas, dudas o sospechas.

Carlos Mario Cortés H.

Psicología Naturalista, ¿de qué se trata?

Octubre de 2015. Tiempo estimado de lectura: 6:16 minutos

Psicología Naturalista es un término que extraigo de los libros de Josep Roca i Balasch, especialmente de Psicología. Una introducción teórica. Para mí, la idea principal puede verse en un lema muy seductor: debemos borrar al sujeto de la psicología. Pero ¿eso qué quiere decir? Tal vez, no sea fácil digerir esta idea, entonces, vamos por pasos.

Advertencia: lo que sigue es mi interpretación de los textos de Roca; no representa necesariamente el pensamiento del autor.

La psicología estudia la psique; no al hombre, ni su mente, ni su comportamiento.

Psique es una palabra más bien vieja y pensionada en el entorno académico. A veces, hasta censurada. Aun así, para algunos es sinónimo de mente y otros le dan matices rebuscados pero que van en la misma dirección: algo del interior de las personas, algo como ese espacio virtual, que no es físico, pero que es tan íntimo a cada quien. Nada de eso tiene que ver con la psique de la psicología naturalista. O tiene ver, pero es mejor ignorarlo por lo pronto.

¿Qué es, entonces, la psique? La respuesta que daría el profesor Roca es ésta: la psique es un movimiento de la naturaleza. En términos negativos, la idea puede entenderse diciendo que la psique no es algo que tengan las personas, tampoco es algo que ellas hagan. En términos positivos, es una forma de organización que surge en la naturaleza, así como hay órdenes biológicos y físicos, pero también sociales. La clave está en las palabras orden y organización. Con ellas en mente, podemos dar la respuesta teórica:

La psique es la reorganización asociativa de la reactividad biológica

Movimiento de la naturaleza, reorganización asociativa, reactividad biológica. Todos esos son conceptos con un poco de carga teórica y deben tomarse con cuidado, aunque sean sencillas las ideas que portan. Pensémoslo así: la vida es posible gracias a una combinación química particular, una cierta organización física de la que emergen propiedades interesantes en sí mismas. Son propiedades como el crecimiento, la muerte, la putrefacción, etc. A su vez, ciertas propiedades de la vida se combinan de formas complejas para posibilitar un nuevo tipo de organización: la psíquica. De este nuevo orden de la naturaleza también emergen propiedades con un carácter distinto, es lo psicológico. Ahí tenemos cosas como las habilidades perceptivas o el carácter de las personas.

Entonces, la idea de que la psique es la reorganización asociativa de la reactividad biológica puede entenderse así: Las propiedades psicológicas son el producto de un mecanismo de organización de la naturaleza, a saber, el psíquico. Y este mecanismo de organización consiste en la creación de asociaciones entre las reacciones biológicas de un organismo. El ejemplo paradigmático puede ser la creación de conexiones sinápticas en el cerebro. Pero no se necesita tener cerebro para tener psique. Como puede verse en esta conferencia del profesor Roca, hasta en las plantas hay una reorganización asociativa de la reactividad biológica. Es decir, hasta en las plantas hay psiquismo, si se entiende de manera naturalista.

Para convivir con esta idea es necesario tener una clara postura monista. O sea, es necesario comprometerse con la idea de que la ocurrencia de un estado mental es también la ocurrencia de un estado físico; ambos estados son una y la misma ocurrencia, en cuanto ocurrencias. En cuanto mentales y físicas, por su puesto, son cosas muy distintas. Pero el punto es el monismo: la idea de que la naturaleza es una, aunque podamos ver en ella distintos órdenes o movimientos (el físico, el biológico, el psíquico y el social). Ahora, ¿por qué los llamamos movimientos?

Los órdenes de la naturaleza son distintos tipos de cambio

Para que haya un cambio es necesario que haya un movimiento. Si nada se mueve, nada ha cambiado. Entonces, la psique es un movimiento de la naturaleza porque es una forma de cambiar. Pero no es un cambio cualquiera; es un cambio de cierto tipo (asociativo, ya se dijo) que ocurre de manera ordenada siguiendo unos factores de cambio. Es en ese sentido que le decimos orden u organización. Así también a los movimientos físico, biológico y social. Son formas de cambio de un tipo particular y que ocurren de manera ordena según ciertos factores. Roca, siguiendo a Jacob Kantor, dice que los cambios físicos son conmutativos y que los biológicos son reactivos. Luego, él añade el carácter convencional a los sociales, más el asociativo de la psique. A cada ciencia le corresponde, pues, estudiar un tipo de cambio.

La misión de la psicología científica es estudiar los factores de cambio asociativo

Decía la obviedad de que a la psicología le correspondía estudiar la psique. Eso no quiere decir que estudie ésta o aquélla forma de ser de tal o cual persona o grupo de personas, de tal gueto o tal raza o de tal nación. No. Lo que estudia son los factores de cambio que hacen posible esas distintas formas de ser. Estudia los factores de la naturaleza que permite que ciertos animales se vuelvan humanos, entre otras cosas.

Ahora bien, este es el deber ser de la psicología que se vocifera desde esta forma de entender la psique. Los psicólogos del mundo ciertamente hacen cosas muy distintas. Pero eso es otro tema. Por ahora, contentémonos con entender la idea.

En los textos de Roca se proponen una lista de estos factores. Ellos se refieren a las propiedades de una relación entre reacciones orgánicas, específicamente, a las propiedades de la manera en que ocurre dicha relación. Las agrupa en factores históricos, estructurales y situacionales. Los históricos incluyen cosas como cuántas veces ha ocurrido la relación; los estructurales, cuántos elementos participan; y los situacionales, la participación de elementos distintos a la relación pero propios de la situación en que ocurre. Los detalles pueden verse en el libro referido. El punto es que estos factores de ocurrencia pueden afectar la asociación que se dé entre las reacciones orgánicas.

Entonces, habiendo dicho todo esto, ¿ya se entiende cómo borramos al sujeto de la psicología?

El ser humano es el producto de cuatro formas distintas de cambio

El lema de borrar al sujeto de la psicología, para mí, resulta muy seductor porque lo entiendo como un acto de humildad. Si decimos que la psicología estudia la psique y no el comportamiento del hombre o su mente, estamos definiendo, por principio teórico, que lo que la gente hace se entiende únicamente con un esfuerzo multidisciplinar. Tienen que confluir disciplinas diversas para lograr su comprensión. No se trata de hacer un listado de conductas y, luego, un sorteo para repartirlas entre las biológicas y las psicológicas. Sino en encontrar el nivel de participación de cada tipo de cambio ―no sólo los biológicos y los psíquicos, sino también los físicos y los sociales― en lo que hacen las personas y en lo que les ocurre. Como dice el profesor Roca, la psicología no estudia un organismo sino un modo de ser organismo. Pero también existen los otros modos que, de igual manera, lo determinan.

Para mí, descontando los detalles, ésta es la psicología naturalista. También quisiera decir que me refiero a una comprensión de los aspectos irracionales del hombre. La comprensión de lo racional es una labor semántica, pero lamentablemente todo esto es también otro tema.


7 comentarios:

Alegna dijo:

La propuesta es por demás seductora, tal como acertadamente lo dice el autor (Carlos Mario). Pero me surgen algunas preguntas.
La primera de ellas tiene que ver con la forma en que debe ser entendida la "naturaleza". Ciertamente esta postura se sitúa contra el dualismo y se propone como abiertamente monista. Pero cómo se sitúa la postura frente a la dicotomía a la que antaño se denominaba como idealista-materialista. Esto es, ¿la naturaleza es un sistema que emerge de sus componentes, una suma de sus partes, una idea de la que participan los organismos, ninguna de las anteriores?
La segunda pregunta tiene que ver con que aún los organismos que no poseen cerebro pueden instancias la organización asociativa, esto me llevó a preguntarme por los requerimientos básicos que debe poseer un organismo a fin de "participar" de esta organización o movimiento.
Abrazo Afectuoso
Angela

José Guadalupe Casas dijo:

hola Carlos, opino que el modelo de Roca tiene un potencial explicativo muy efectivo, puesto que surge como consecuencia de un interés por modificar y explicar fenómenos empíricos, específicamente en el deporte, lo cual obliga la pregunta de ¿será suficiente el estudio del deporte, como fenómeno empírico, para dar una representación general del funcionamiento de la naturaleza? creo que es muy interesante esta cuestión. por otro lado tuve inquietud en los comentarios como: "ahí tenemos cosas como las habilidades perceptivas o el carácter de las personas". creo que en éste contexto decir "el carácter de las personas" resulta peligroso, quizás, podría ser algo así como tendencias en el modo de organización reactiva (asociación). otro comentario que me pareció conmovedor fue "Estudia los factores de la naturaleza que permite que ciertos animales se vuelvan humanos, entre otras cosas" ya que en éste contexto, interpreto que lo que la temática sobre lo que permite que ciertos animales se vuelvan humanos, no tiene tanto que ver con factores de variación, sino mas bien con otros comportamientos que determinan de forma eficiente la psique. espero con entusiasmo respuesta, saludos.

Carlos Mario Cortés H. dijo:

Al comentario de Alegna:

Hola, querida Angela. :) Me gusta mucho que preguntes qué se entiende por naturaleza. Aunque no estoy seguro de ver en la dicotomía idealista-materialista las opciones que das entre signos de interrogación. En cualquier caso, yo te respondería que ni idealista, ni materialista, ni realista. Y en esto sigo a Ortega y a Davidson.

La naturaleza es lo que hay, con independencia de que lo creamos o no. Sin embargo, decirle naturaleza y atribuirle estas o aquellas características es algo que, ciertamente, dependen de nuestras creencias. Es por esa razón que en la introducción a este blog digo que el naturalismo es un cierto sabor al gusto del intelecto y no propiamente un concepto. Ese sabor es como materialista o como realista, pero no es ni materialista ni realista porque ambas posturas son intentos desesperados de escapar de la ubicuidad del yo. Y así, con esta última afirmación, pareciera como idealista.

Dado que sólo hasta que arrancó el siglo XX empezamos a pensar más allá de la dicotomía idealista-materialista (o sea, hace poco), es difícil no ser atrapado de nuevo por esos conceptos. Entonces, quedo debiéndote una entrada a este blog donde aclare mis ideas al respecto. Por lo pronto, diría que El tema de nuestro tiempo, de Ortega y Gasset, da las pistas correctas.

Besos.

Al comentario de José Guadalupe:

Me parece que tu pregunta de si es suficiente el deporte para dar una representación general de la naturaleza está un poco mal enfocada. Porque, según entiendo, para Roca, el deporte fue una inspiración. Eso reduce su papel a el de un factor psicológico en la historia de un autor. Pero ya al nivel teórico, el deporte es sólo una actividad más del hombre que es susceptible de analizarse en los términos de la psicología naturalista así como lo es cualquier otra actividad. Hay muchos más referentes empíricos en la propuesta de Roca.

Sobre lo peligroso del hablar del carácter de las personas, me gustaría pedirte que justificaras tu afirmación. Porque sólo ofreces una alternativa sin tratar de persuadirnos por qué deberíamos aceptar ésta y rechazar la otra. En cualquier caso, siempre he desconfiado de la afirmación de que una palabra o una expresión es peligrosa. O si es verdad que las hay, yo te respondería que me gusta el peligro. Siempre que yo tenga buenas razones para usar una expresión y tenga muy claro cómo entenderla y explicarla, que se confunda el que se quiera confundir. La mente es real y yo tengo una comprensión naturalista de ella. El carácter de las personas es algo real y también susceptible de ser naturalizado. Para mí, hablar así es más natural que andar inventándose expresiones raras para decir lo mismo que antes.

Y finalmente, sobre tu comentario de volverse humano, no estoy seguro de entenderte. Usas dos conceptos de Roca que son los factores de variación y los comportamientos de la naturaleza como causa eficiente. Según mi comprensión de la teoría, el "volverse humano" no puede entenderse sin ninguno de los dos. Para usar tu expresión, tiene que ver tanto con el uno como con el otro. Es imposible que sea de otra manera.

Gracias por tus comentarios. Un saludo.

Arturo Serrano dijo:

Sigo tratando de entender. ¿Qué diferencia hay entre esta visión de la psique y la postura panpsiquista?

Carlos Mario Cortés H. dijo:

Arturo, del pansiquismo sé lo que acabo de leer en Wikipedia. Pero si eso que dice ahí es correcto, no estoy seguro de entender qué motiva tu pregunta. ¿Qué hay en este escrito que te sugiera la relación? Hasta donde alcanzo a ver, no tienen nada que ver. Entonces, te agradecería que elaboraras un poco la pregunta para darte una respuesta más pertinente.

Saludos y gracias.

Arturo Serrano dijo:

Ideas como:

"la psique es un movimiento de la naturaleza"

"ciertas propiedades de la vida se combinan de formas complejas para posibilitar un nuevo tipo de organización: la psíquica"

"no se necesita tener cerebro para tener psique"

"hasta en las plantas hay psiquismo"

"la psicología no estudia un organismo sino un modo de ser organismo"

suenan muy cercanas a la idea panpsiquista de que la mente ocurre, en grados distintos, en todas las cosas que existen, que todo es capaz de exhibir fenómenos mentales. ¿Algo se me escapa?

Carlos Mario Cortés H. dijo:

Sí, se te escapa esto: "Psique (...), para algunos, es sinónimo de mente (...), algo del interior de las personas, algo como ese espacio virtual, que no es físico, pero que es tan íntimo a cada quien. Nada de eso tiene que ver con la psique de la psicología naturalista".

En la psicología naturalista, psique no es sinónimo de mente. Entonces, me hace falta que digas qué es la mente o la psique para el pansiquismo, antes de saber si la idea es la misma.

Por otra parte, no en todas las cosas se presentan cambios psíquicos. Un cambio psíquico necesita que, en la cosa en cuestión, se den cambios biológicos. Sin estos últimos no hay psiquismo.

Y finalmente, de los cambios psíquicos de la planta no resulta una mente. Son cambios demasiado básicos como para que alcancen tal mérito. La mente es una forma de describir la conducta compleja de ciertos organismos, conducta que es resultado de cambios psíquicos a su vez complejos. Dicho de otro modo: la psique es el mecanismo causal que posibilita la emergencia de las propiedades mentales.

Pronto escribiré más sobre esto.

Publicar un comentario


¡Advertencia!

Blogger impone un desagradable límite de 4096 caracteres por comentario. Límite que toma en cuenta el nombre y el "dijo:". Lamento las molestias que esto pueda ocasionar. Acá una herramienta para ayudar con la cuenta.